En el descubrimiento de Cusco

Plutôt que de vous conter l’Histoire du Pérou de façon classique et qui vous rappellerait les longues leçons du collège, nous avons choisi de partager quelques légendes sur le pays.

En vez de contarle la Historia del Perú de manera clásica lo que lo haría acordarse de las largas lecciones del colegio, hemos escogido compartir con Ud.algunas leyendas sobre el país.
Leyenda n° 1 :

¿Conoce Ud. el origen del imperio incaico? Hace mucho tiempo, los hombres vivían de manera caótica. Es así que Inti, el dios Sol decidió enviar a la Tierra a sus hijos Ayar Manco y Mama Ocllo. Según la leyenda, habrían salido del célebre Lago Titicaca y habrían tenido por misión fundar una capital. Inti les dio un bastón de oro y les ordenó comenzar un periplo hasta que el bastón de oro se hundiese en la tierra sin esfuerzo.
Es así que Ayar Manco y Mama Ocllo se pusieron en ruta hacia el norte. Los días pasaron sin que el bastón encontrase un suelo ideal para hundirse.
Finalmente una mañana, llegando a un valle rodeado de montañas, el bastón de oro se hundió fácilmente en la tierra. Se tenía entonces, que construir Cusco en ese lugar « el ombligo del mundo » que se convertiría en la capital del Imperio y en el lugar preciso donde se hundió el bastón, se edificó el Qoricancha (Templo del Sol).
Mama Ocllo habría enseñado seguidamente a las mujeres a tejer la lana de llamas para confeccionar vestimentas.
Ayar Manco se convirtió así en Manco Cápac, primer Inca, reinando el nuevo imperio en compañía de Mama Ocllo.
Leyenda n°2 :
¿Cómo apareció el lago Titicaca? Se cuenta que hace mucho tiempo, los hombres vivían felices en el valle. Las tierras del Titicaca tenían la reputación de ser muy fértiles. Los espíritus de la montaña llamados « Apus » protegían a los hombres y al valle. Sin embargo, existía algo que estaba prohibido a los hombres: subir hasta la cima de las montañas donde se encontraba el fuego sagrado.

Fatalmente, el diablo que no podía soportar más verlos felices los induce un poco más cada día a aventurarse hacia el fuego sagrado y termina convenciéndolos. Por desgracia, los espíritus de la montaña les sorprendieron y se encolerizaron. Enviaron pumas que devoraron a toda la población, salvo a una pareja. Ante esta masacre, Inti lloró durante 40 días y 40 noches apareciendo así, el lago Titicaca.

¿Listo para vivir su propia leyenda?

2017-12-04T10:49:16+00:00 28, Jan 2016|